• instagram
  • funpage
  • linkedin
  • twitter
  • sindicacion
logo Infraestructura Hospitalaria

Plan de Salud busca sumar 4 mil camas de hospitales y rozar el estándar OMS en 2026

Para poder satisfacer la demanda asistencial en el sector público y hacer frente a problemas como las listas de espera, las últimas administraciones del Ministerio de Salud han puesto en marcha millonarios planes para construir infraestructura.

Durante el último gobierno de Michelle Bachelet se implementó el plan "20-20-20", que buscaba dejar listos 20 hospitales, la misma cantidad de establecimientos asistenciales en construcción e igual número en estudio o diseño. Y en el programa de Sebastián Piñera se habla de construir "30 nuevos hospitales en un plazo de 6 a 8 años".

Los lineamientos del nuevo plan de inversiones de infraestructura hospitalaria están en una presentación que llevó a la comisión de Salud de la Cámara Baja esta semana el ministro del sector, Emilio Santelices.

En ella aparece que con los establecimientos que se construirán y se pondrán en marcha -considerando algunos proyectos de arrastre de la administración de Bachelet y otros nuevos-, entre 2018 y 2026 el país sumará 4.020 camas nuevas en los hospitales públicos con una inversión de poco más de US$ 4 mil millones ($2,4 billones). Esto significa que si actualmente hay 26.136 cupos en los hospitales, en 2026 habrá 30.156 (ver infografía).

Ese aumento del 15% de las plazas implicará que el país pasará de tener una tasa de 1,9 camas por mil habitantes (la situación actual) a 2,13 en 2026. Con ello, se rozará el estándar de la Organización Mundial (OMS) de la Salud de 2,2 camas por cada mil habitantes, aunque todavía estará por debajo del promedio de los países de la OCDE que tienen una tasa de 4,8.

Grandes proyectos

Será después de 2020 cuando se note en mayor medida el incremento progresivo de camas. Y ello tendrá que ver con que a contar de ese año se espera que estén terminadas las obras de los hospitales de mayor tamaño como, por ejemplo, el complejo Salvador-Geriátrico (642 camas), el hospital de Chillán (520), Barros Luco Trudeau (930), Sótero del Río (710) y el nuevo hospital de la Región de Coquimbo (400) que se plantea terminar en 2026.

Los gremios de trabajadores de la salud aprueban este aumento de plazas públicas, pero tienen algunas advertencias. La presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, afirmó que "las nuevas camas tienen que venir aparejadas de recursos humanos y también tienen que corresponder a lo que se necesite: en algunos lugares se necesitan camas básicas, en otros, críticas".

En tanto, el presidente de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), Aldo Santibáñez, dijo que "todos estamos de acuerdo en que hay un déficit de camas en el país y el aumento de los hospitales públicos es bien visto. Pero para aumentar realmente la atención a las personas, se tiene que aumentar la contratación de personal, de todo tipo, no solo médicos, y con contratos reales, no a honorarios como se está acostumbrando".

"En Chile faltan camas, incluso si se consideran las del sector privado. Y a eso hay que agregar que están concentradas en la capital".
ÓSCAR ARTEAGA
ACADÉMICO ESC. SALUD PÚBLICA U. DE CHILE

"Hay que ver no solo la cantidad, sino qué tipo de camas necesitamos, si necesitamos centros básicos o de cuidados críticos".
IZKIA SICHES
PRESIDENTA DEL COLEGIO MÉDICO

"Así como aumentan las camas, tiene que aumentar la contratación del personal adecuado, o vamos a terminar con salas vacías".
ALDO SANTIBÁÑEZ
PRESIDENTE DE FENPRUSS

Fuente_El Mercurio / Fecha_26-03-2018