• instagram
  • funpage
  • linkedin
  • twitter
  • sindicacion
logo Infraestructura Hospitalaria

Hospital Clínico de la U. de Chile ejecutará ambicioso plan de modernización

 En octubre del año pasado, la presidenta Michelle Bachelet anunció una inyección de recursos de $ 10.660 millones para el Hospital Clínico de la U. de Chile, un monto histórico luego de más de dos décadas sin aportes estatales a la gestión del centro y con el cual ejecutará un ambicioso plan de modernización. Este programa incluye ampliar áreas como las unidades de cuidados intensivos pediátrica y coronaria, y financiar la adquisición de equipos, lo cual junto con incrementar su capacidad de atención médica, le permitirá potenciar la calidad de su labor formadora de especialistas para aportar a reducir la brecha de estos profesionales.

Según datos de la Corporación Nacional de Acreditación de Especialidades Médicas (Conacem), el 52% de los médicos especialistas universitarios del país se formó en este hospital, del cual egresaron 410 becados sólo en 2015, equivalentes al 37% de los especialistas formados ese año.

Con un plazo de implementación global de dos años y una primera fase contenida en la Ley de Presupuestos de 2017, el acuerdo entre la institución y el Estado, permitirá la formación de 830 nuevos especialistas en un lapso de diez años y se prevé que generará ahorros al país en torno a $ 9.000 millones anuales gracias al aumento de prestaciones por parte del hospital, el 40% de las cuales se destinará a Fonasa, con un valor 80% menor a las prestaciones AUGE compradas en el sector privado actualmente.

Financiado exclusivamente con los aranceles cobrados a sus pacientes desde 1994, este era el único hospital público y estatal que no recibe aportes del Estado para inversión o el pago de deudas con proveedores, a lo cual se suma que un sobrecosto de entre un 15% y 30% generado por el proceso docente derivado de su condición de institución universitaria que funciona por casi 65 años.

Las claves tecnológicas

La evolución hacia un modelo de atención donde los avances tecnológicos asumen un eje central es la clave detrás del plan, señala el director médico del establecimiento, Dr. Domingo Castillo. “Todo cambió hacia lo tecnológico y lo instantáneo, por lo que estamos obligados a tener lo último: no podemos no mostrarle a un becado en oftalmología la cirugía que hoy se usa para la miopía o el astigmatismo sólo porque antes no se operaban los ojos”, ejemplifica.

Por ello, el plan que potenciará la atención y formación de especialistas involucra inversiones en varias áreas estratégicas como el Centro de Imagenología, que recibirá aportes por $ 3.500 millones para la compra de equipos que le permitan aumentar la producción de exámenes en 113%, junto con incrementar la formación de radiólogos a niveles de 15 a 20 profesionales al año. En la misma línea, la renovación del equipo del Centro de Medicina Nuclear busca elevar en 180% la producción de exámenes al año potenciando áreas como radiología, radiología oncológica, hematología, neurología y endocrinología, entre otras, junto con formar tres especialistas anualmente.

El relanzamiento de las UCI

Un hito del plan es la reapertura de la UCI pediátrica cerrada desde 2014, cuando todos sus médicos se fueron motivados por diferencias insalvables con los sueldos ofrecidos por el sector privado. Junto con enfatizar que se trata de “una necesidad no sólo del J.J.Aguirre sino nacional”, el director médico explica que la puesta en marcha implica inversiones por $ 470 millones que permitirán realizar intervenciones quirúrgicas de mayor complejidad, evitando el traslado de unos 300 niños al año a otros hospitales, además de aumentar la disponibilidad de camas, e incrementar la formación de especialistas en cuidados intensivos, cirugía y anestesiología pediátricos.

A lo anterior se suma la remodelación de la UCI coronaria, cuya infraestructura fue seriamente afectada con el colapso de su techumbre en 2013 que disminuyó en un 50% las atenciones. El proyecto implica el desarrollo de obras civiles e incorporación de tecnologías que permitirán entregar al sistema de salud una capacidad de 3.300 días-cama en cuidados intensivos coronarios, además de seguir formando a becados de cardiología, medicina interna, medicina intensiva, urgencia y anestesia.

Otro de los puntos fuertes es el fortalecimiento del área de psiquiatría con la apertura de una unidad de ocho camas infanto-juveniles, en respuesta a la necesidad de atender los problemas mentales que se están presentando a edades cada vez más tempranas. Asimismo, la remodelación de un pabellón de la Clínica Psiquiátrica por $ 340 millones, beneficiará a 120 pacientes al año, aumentará en seis el número de psiquiatras formados en cada ejercicio y potenciará convenios con el Servicio Nacional de Menores (Sename) y el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Alcohol y Drogas (Senda). “Éste es el único lugar de Chile donde se forman psiquiatras infantiles. Cuatro al año es insuficiente, y si nos piden formar más, tendremos que hacer un esfuerzo, pero también el Estado debe sentir que tiene que aportar”, sostiene Castillo.

LOS OTROS ÉNFASIS DEL PROGRAMA

Para mejorar la formación de especialistas médicos, el plan de inversiones contempla acciones en áreas como:

Centro de Endoscopía Digestiva: recibirá $ 1.500 millones para obras civiles y la adquisición de equipos, esperando aumentar de cuatro a seis los especialistas formados al año.

Oftalmología: se desarrollará un proyecto de Cirugía Oftalmológica de Alto Volumen, que permitirá operar seis mil casos de cataratas y mil vitrectomías al año, incrementando a 11 el número de especialistas.

Anestesiología: se adquirirá equipamiento por $ 160 millones, además de otras medidas de gestión.

Consultorio experimental: se creará en un nuevo edificio contiguo al hospital que contará con 35 boxes de atención de kinesiología, traumatología, ginecología, oftalmología, nutricionista y medicina familiar, con el fin de reforzar la formación de médicos familiares y otros profesionales de la atención primaria, entregando 110 mil consultas al año.

Centro de simulación: para entrenar en procedimientos no invasivos a médicos y especialistas en formación. Además, habrá un nuevo centro de docencia con salas modulares de uso múltiple.

Telemedicina: su propósito no sólo es atender pacientes de zonas alejadas, sino también optimizar la formación a distancia de los profesionales.

Fuente_DiarioFinanciero / Fecha_15-05-2017