• instagram
  • funpage
  • linkedin
  • twitter
  • sindicacion
logo Infraestructura Hospitalaria

Salud pidió a Banco Mundial evaluar sistema de concesiones hospitalarias

 Un análisis del sistema de concesiones hospitalarias, aplicado a la realidad de Chile encargó el Ministerio de Salud al Banco Mundial. Así lo informó la ministra de Salud, Carmen Castillo, quien dijo que la idea es tener un pronunciamiento técnico sobre los beneficios y desventajas del modelo.

“Ya terminamos el marco de referencia para que el Banco Mundial nos estudie y evalúe si efectivamente Chile es un buen país para tener hospitales concesionados. Alguien objetivo, desde fuera, sin sesgo, sin miradas políticas y sin ninguna señal que pueda interferir con las percepciones personales que pudiéramos tener en el país, y que nos dé una respuesta técnica”, dijo Castillo.

La revisión arrojaría resultados durante el segundo semestre de este año e incluirá un análisis de la operación de los recintos concesionados Eloísa Díaz, de La Florida, y El Carmen, de Maipú, además de los tres que se están edificando bajo el mismo modelo: Antofagasta, Salvador Geriátrico y Félix Bulnes. Todo, para obtener “claridad de si vale la pena o no continuar con este método”, añadió Castillo.

El anuncio de la cartera generó inmediatas reacciones. Ello, pues el debate en torno a las concesiones ha marcado la actual administración, que a pocos meses de asumir desechó continuar el sistema que impulsó el gobierno pasado, incluso frenando seis hospitales programados para edificarse bajo ese sistema: Quillota-Petorca, Curicó, Linares, Marga-Marga, Chillán y Sótero del Río.

Actualmente, a tres años del hecho, sólo los dos primeros han iniciado obras, mientras que el resto está en etapa de licitación.

Lo anterior, sumado a las importantes reducciones y retrasos que ha experimentado el plan de inversiones que anunció el gobierno -que comprometió dejar 20 hospitales construidos, 20 en obras y otros 20 en licitación- ha mantenido en tela de juicio la pertinencia y conveniencia de la construcción sectorial, así como las críticas a la suspensión del modelo de concesiones.

“Esto demuestra que el gobierno actuó siempre con sesgo ideológico. Primero rechazó las concesiones rotundamente y hoy, con los problemas que tienen en la construcción de hospitales, se abren a ella, después de haber perdido tres años. Es grave”, dijo el diputado Javier Macaya (UDI).

En tanto, su par DC Víctor Torres planteó que “la política de concesiones hospitalarias permitió contratos abusivos y perjudiciales para el Estado. Creo que no debemos volver a abrir una puerta en ese sentido. No obstante, quizás debiéramos revisar un mecanismo que sólo involucre la construcción de hospitales y excluya su administración”.

Mientras, la diputada (ind.) Karla Rubilar manifestó que “esta es una forma elegante de reconocer que se equivocaron y están buscando herramientas para cambiar de opinión. La promesa de que los hospitales al ser sacados de concesión serían más rápidos y baratos, fue una mentira. Lamentablemente, no es posible devolver el tiempo y reparar estas decisiones”.

Por su parte, el director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, Héctor Sánchez, criticó la oportunidad del anuncio. “Esta evaluación es extemporánea y debieron haberla hecho antes de desechar las concesiones. Es inconsecuente políticamente, porque ya se tomó una decisión y crecieron las listas de espera”.

Matías Goyenechea, de la Fundación Creando Salud, sostuvo que la revisión “se tendría que haber realizado hace bastante tiempo” y destacó que “el Banco Mundial es un organismo que sí tiene un sesgo político y no es neutral, ya que se ha pronunciado favorablemente al modelo de concesiones”.

Programa

Desde Salud informaron que la revisión del modelo de concesiones, para ser aplicado a áreas ajenas a obras viales -como hospitales, cárceles y edificación pública-, estaban considerados en el programa de la Presidenta Michelle Bachelet, por lo cual la solicitud al Banco Mundial vendría a cumplir un compromiso de la administración.

Con todo, el debate repite el escenario de fines de 2015, cuando una reducción en el presupuesto de Salud obligó al ministerio a modificar el Plan de Inversiones, dejando mayoritariamente hospitales de mediana complejidad comprometidos para quedar terminados y, dejando “la puerta abierta a las concesiones”, como opinó en su momento el diputado PS Juan Luis Castro.

Lo anterior tuvo como desenlace la renuncia de la ex subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo, quien había defendido la construcción sectorial y el plan de inversiones original.

En tanto, dentro del conglomerado oficialista las concesiones generan opiniones cruzadas. Esta semana, la abanderada DC para las elecciones presidenciales, Carolina Goic, planteó, en un eventual gobierno, recurrir al modelo. “Tenemos que abrirnos a distintas modalidades para la construcción de hospitales. La discusión que hemos tenido sobre la posibilidad de que privados participen en una concesión ha quedado más bien desde la trinchera ideológica negada”, planteó.

 

En tanto, Juan Luis Castro sostuvo que “me llama la atención de por qué ahora pedir una revisión externa si se ha navegado tres años sin eso, aunque estoy de acuerdo con que se hayan sacado las concesiones”.

Fuente_LaTercera / Fecha_04-05-2017